Los objetos olvidados que sean recuperados por algún miembro de la comunidad educativa se depositarán en un cuarto dedicado a ello.

PROTOCOLO PARA LA RECUPERACIÓN DE LOS MISMOS:

1º El dueño del objeto olvidado se dirigirá a alguna de las conserjes y le describirá el objeto perdido.

2º La conserje irá al cuarto en que están almacenados y lo intentará encontrar para proceder a la entrega.

Los objetos que se deterioren con rapidez serán eliminados, conservando la bolsa o recipiente por si el usuario deseara recuperarlo.

El resto de objetos se almacenarán durante 3 meses, transcurridos los cuales, aquellos que sean reutlizables y se encuentren en buenas condiciones de uso, serán entregados a Cáritas u otra organización.

Esperamos que este sistema evite la picaresca de quien retiraba lo que no era suyo, reiteramos la necesidad de que cada uno sea responsable de sus pertenencias.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *