Que más de mil personas llenen un pabellón para escuchar hablar de hijos y educación demuestra que no todo está perdido. Ni mucho menos.

Por Emilio Calatayud

Buenas, soy Emilio Calatayud. Este pasado viernes más de mil personas (casi dos mil según algunas fuentes) tuvieron la gentileza de acercarse hasta el pabellón municipal de la localidad sevillana de Gines para escucharme. Yo fui el primer sorprendido. Nunca antes había hablado para un auditorio tan numeroso. Gracias, mil gracias (o más): una para cada una de las personas que asistieron a la conferencia, la mayoría vecinos de los municipios de Gines, Valencina de la Concepción y Santiponce. Gracias, mil gracias (o más) por vuestra generosidad e interés.

Ver el post completo pinchando.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *