Por todas las que dieron su vida, su cara y su alma para que yo pudiera tener algunos derechos.

Por las que vendrán, para que no tengan que dar su vida, su cara ni su alma para conseguir lo que es suyo.

Por tus hijas y tus nietas, amigos y amigas que mañana ni apoyáis ni comprendéis.

A quienes quieren hacernos parecer histéricas, políticas partidistas, o algo peor.

A quienes nos ofenden usando nuestra sexualidad, físico o edad.

Y así…

Entradas relacionadas

28 comentarios en «Manifestación 8 de marzo»

  1. Se que en estos tiempos que corren, nos parece normal que la mujer trabaje fuera de casa a la par del hombre, y que ambos sean proveedores.

    Pero si uno analiza la historia humana, se dará cuenta que es un hecho reciente, y que este nuevo modelo social ha terminado dañando a la familia en general. Desde que el ser humano existe en la tierra, era el hombre quien se encargaba de ser el proveedor, en la época de las cavernas ellos salían de caza y la mujer se quedaba en la cueva cuidando a los niños. Tal comportamiento esta en los genes de ambos sexos porque se ha producido durante milenios. En el fondo eso nunca vario hasta mediados del siglo 20, donde el hombre seguía en su rol de proveedor.

    Pero entonces aparecieron los movimientos feministas, otorgándole una explicación cultural a un comportamiento biológico, y asegurando que los roles de genero son producto del medio y no de la naturaleza humana. Nada mas falso.

    El mensaje caló en la sociedad y se inició una transformación sin precedentes en las familias, Las mujeres abandonaron sus hogares para ocupar plazas en fábricas y oficinas y ser tan competitivas como sus pares masculinos. Los hijos se quedaron al cuidado de la tv y las niñeras. Curiosamente desde mediados del siglo 20 a la fecha los divorcios se dispararon del 15% al 50% y el fenómeno de las familias disfuncionales se volvió algo normal. Hijos locos, drogados, atormentados, inseguros eran producto de estos hogares de madres ausentes.

    Para saber si este experimento social ha funcionado, basta comparar las familias de hace 1 siglo con las actuales. Las de antaño eran estables, seguras, sólidas, esto es porque la madre estaba presente en el hogar y asumía un rol femenino (no el de “mujer hombre” que existe actualmente). No es lo mismo un hogar con una madre presente a una madre “part time”. El cuento de “se puede trabajar y ser madre al mismo tiempo” es una falacia. La gran cantidad de hogares disfuncionales e hijos sin rumbo así lo demuestra. Un hijo, sobretodo los primeros años de su vida, requiere a la madre a tiempo completo. Hoy en día vemos a mujeres que recién han dado a luz y al primer mes ya vuelven al trabajo, dejando a un recién nacido en manos de terceros que nunca podrán suplir el rol irreemplazable de la madre.

    Seguro algunos me tildarán de machista, retrograda, pero si analizan a profundidad el tema, en el fondo verán que tengo razón. Un hogar con padres ausentes no funciona. Aunque la madre lo haga de buena fe, el hecho es que no está y el hijo es criado por sabe Dios quién. Por eso las familias ahora están en crisis, porque hemos adoptado un modelo de familia que es antinatural, que responde más a posturas de feminismo extremo y cuyos lamentables resultados podemos apreciar hoy en día.

    BASTA YA DE PROPAGANDA FEMINAZI USANDO A NUESTROS HIJOS

    1. Estimada Carmen,
      Está usted escribiendo un comentario en la página web de un centro educativo en el que creemos en la igualdad de derechos y oportunidades, no ya entre hombres y mujeres sino entre todas las identidades posibles. Tener que darle esta explicación en pleno siglo XXI ya me resulta sorprendente pero, por más lejos que me encuentre de usted en lo ideológico, no puedo más que respetarla.

      Ahora bien, le aseguro que ha saltado una línea roja en el momento en el que decidió insultar a una compañera hablando de “propaganda feminazi” y alguna que otra barbaridad más que le he leído en comentarios anteriores. Desde aquí condeno sin fisuras sus palabras y le muestro TODO MI RESPALDO a mi compañera Silvia por su excelente trabajo. Apoyaré personalmente cualquier iniciativa de denuncia que se plantee desde el centro, bien como institución o como colectivo de profesores.

      Señora, hablar de igualdad no es politizar ni adoctrinar, es hablar de DERECHOS HUMANOS que, por definición, son UNIVERSALES (le duela a quien le duela). Nuestro centro es un espacio donde caben todas las sensibilidades pero el insulto déjelo fuera porque aquí no es bienvenido. Un saludo.

    2. Analizando el rol “irremplazable” de la madre en una familia nos fijamos en la cantidad de labores que conforman la necesidad de la madre en casa, desde, simplemente las tareas, de las que el hombre no puede encargarse porque está ocupado con el trabajo o en el bar con amigos, hasta el cariño y apoyo a sus hijos, que crecerán derechos, sin malas influencias y con un objetivo en la vida; mientras que “abandonar” el hogar para trabajar, hará que los inocentes jóvenes entren en malas rutinas y actividades que pueden, como bien describe, dejar a sus hijos disfuncionales. Por supuesto el hombre no tiene un papel en esto, simplemente es un mero observador que puede culpar a la mujer de no haber educado correctamente a su hijo, o simplemente no le importa lo más mínimo, su único objetivo en la familia es producir dinero.
      De acuerdo, dejemos el sarcasmo aparte. No. No tiene razón. Pero hagámoslo a su manera, analizaremos cuidadosamente las situaciones antes y ahora. Comienza describiendo el comportamiento “genético” de cada sexo en la prehistoria, y como hasta los años 20 nadie se planteó la posibilidad de que esto era incorrecto, injusto…, como quiera llamarlo. Por lo que entiendo que según esta lógica hemos dejado de ser humanos, o ese grupo de mujeres en concreto mutaron a la vez, abriendo los ojos. De ahí en adelante, lo que debería haber ocurrido según su planteamiento sería una oleada de vandalismo, drogadicción e inutilidad de los jóvenes, que produciría a su vez una rápida reacción por parte de la sociedad, la cual devolvería a las mujeres a su cárcel llamada hogar, solucionando el problema. Curioso que eso no pasase, tan curioso como que no se plantee que la falta de educación, inseguridad o tormento de los hijos pueda ser causada por otras múltiples razones, como la falta de educación de los propios padres, la falta de apoyo o la falta de comunicación, que no tienen nada que ver con falta de tiempo en casa, sino todo lo contrario, que no se les dedique el tiempo que merecen cuando se puede.
      A partir de aquí comienza una amalgama de “argumentos” y situaciones imaginarias que en el caso de que se den, no supondrían realmente una preocupación por el futuro del crío. Ignoraré la supuesta falacia, y le recomendaré que busque la definición de esta curiosa palabra. Y la cúspide de su texto equivale a sus párrafos finales, que insulta a todo aquel que lucha por la igualdad y a su propio orgullo intelectual. Por supuesto he de mencionar la hipocresía de la última sentencia, ya que usted es la que ha usado a los niños como argumento, en situaciones, como ya le he dicho, imaginarias.
      Apoyo totalmente la lucha de las mujeres en contra de la opresión, que esta mujer apoya.

    3. La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento elaborado por representantes de todas las regiones del mundo, con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, y proclamada por la asamblea general de naciones unidas en 1948, como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La declaración establece, por primera vez, los derechos humanos que deben protegerse en el mundo entero.
      La Asamblea General de Naciones unidas proclama en dicha declaración como ideal común el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fign de que tanto los individuos como las istituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades…..
      En su artículo 2, esta declaración universal nos refiere que toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole….
      Si nos acercamos a la constitución española de 1978, dentro de los deberes y derechos fundamentales, en su artículo 14 se recoge que los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

      Dicho lo cual, he de admitir que estoy realmente orgullosa de que estos valores universalmente reconocidos sean transmitidos a las nuevas generaciones, mis hijos incluidos, desde un centro público que se toma muy en serio esta formación obligatoria y transversal, y en concreto a través de su coordinadora del plan de igualdad.
      Espero que la ley mordaza no contemple sanciones para la apología de la desigualdad.

      A toro pasado puedo decir que en la manifestación del pasado 8 de marzo se podían ver a ciudadanos y ciudadanas de todas las edades e ideologías reivindicando el cumplimiento de las leyes de igualdad de género existentes y que se avance en esta dirección. Nada más lejos de actitudes radicales ni ofensivas, era la expresión pacífica de una sociedad que entiende y solicita que se siga evolucionando. Sin descalificativos, sin ofensas.

      Analizando la historia humana tal y como se nos indica, obsservo que si nos remontamos al neolítico, a la época de las cavernas ( si es eso lo que queremos, obviando siglos de evolución), las mujeres jugaban un papel primordial en la economía, encargadas de la agricultura y la ganadería mientras los hombres se dedicaban a la caza y a la pesca. Eran también las mujeres las curanderas en esa sociedad, pues eran las espertas en plantas y sus efectos. También fueron las mujeres las primeras expertas en astrología por el hecho de ser las observadoras de la naturaleza buscando el éxito de sus cosechas.

      En esta época la unidad social fundamental es el clan y posteriormente la tribu, y los niños eran criados juntos por todas las mujeres del clan. Aún no adquiere ninguna relevancia la familia en este aspecto.

      Podemos deducir con ésto, y dado que no existe estudio alguno que demuestre la existencia de un gen que asigne un papel puramente doméstico a la mujer, despojándola de toda capacidad para desarrollarse en un plano de igualdad respecto al varón, que la desigualdad de género es un producto cultural sobrevenido.

      Al referirse al incremento del número de divorcios quiero resaltar que la lucha por la igualdad de género, sin que haya cesado en sus más de 200 años de historia, sí que ha llevado un ritmo bastante lento y es de lógica esta progresión. Sin olvidar que el divorcio ha estado prohibido en muchos países ( entre ellos el nuestro) hasta bien avanzado el siglo XX y que en algunos aún lo está.

      Como madre y trabajadora, puedo decir (como tantas otras madres y padres que me rodean en mi entorno laboral, familiar y vecinal), que es un placer ver a las nuevas generaciones de chicas y chicos bien formados en un entorno de libertad y que dan buena cuenta de ello en tantos y tantos colectivos altruistas que luchan por un mejor medio ambiente, o por una mejor vida para aquellos menos favorecidos, aún a sabiendas que el legado que le dejamos los que por lo general nos criamos con nuestras madres en casa, es bastante poco esperanzador para ellos.
      Es cierto que ante la diversidad, la enfermedad o el comportamiento fuera de las normas establecidas por la sociedad, frente a la ocultación, que es la medida que tiempos atrás se aplicaba, cada vez más se aplican medidas de aceptación e integración. Quizás por eso algunas cosas son ahora más evidentes que antes.
      Considero que lo que es antinatural es coartar las libertades del individuo, ya sea mujer o hombre.

      Respeto ante todo la libertad de la mujer para ejercer como madre y ama de casa en dedicación exclusiva, pero sólo es eso, una decisión personal de individuos libres que deciden sobre su papel en la sociedad.

      Y por supuesto, mucho respeto a la libertad de expresión siempre que no conlleven descalificativos ni insultos.

    4. Querida Carmen, me duelen tus palabras, más que por mí por ti, al ver el concepto de mundo que te has o te han creado.
      La invisibilidad de la mujer en la historia o el desconocimiento de ella, quizás te haya llevado a pensar que desde sus orígenes hemos sido única y exclusivamente meras paridoras y cuidadoras de hijos, y es normal porque la historia del mundo ha sido escrita por hombres que, desde su androcentrismo, han ignorado a la mujer.
      En tu perorata desde las cuevas hasta hoy te saltas de un plumazo 2.5 millones de años donde la mujer ha tenido un papel muy importante.
      Verás, para empezar decirte que en la prehistoria la sociedad era más igualitaria que la sociedad moderna, ellas no solo cuidaban hijos, también se dedicaban a la caza menor, a la pesca o a cultivar el campo. Como curiosidad decirte que las mujeres hicieron la mayoría de pinturas rupestres de España. En el Neolítico la mujer es la que inventa la cerámica que utiliza para conservar alimentos o agua, curte pieles que utiliza además de para abrigarse para construir tiendas y cabañas, hace artesanía con la lana de los animales, posiblemente fue la primera en hacer observaciones astronómicas y, hay quien le atribuye a la mujer la elaboración de los poemas.
      Y así siglo tras siglo la mujer no dejará de tener presencia en los medios productivos, seguirá cultivando la tierra, será comerciante, partera, maestra, vendedora, lavandera, nodriza, actriz, las más numerosa se colocarán en el servicio doméstico y algunas ¡OH! serán, por desgracias, prostitutas.
      Si quieres volvemos ya al siglo XX, al movimiento feminista, que nace con objeto de luchar por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y para cuestionar la dominación y la violencia de los varones sobre las mujeres.
      El feminismo ha traído importantes cambios para parte del mundo; en muchas sociedades la mujer ha logrado el acceso a la educación, a la cultura, al ejercicio del derecho al sufragio, a la protección de sus derechos sexuales, por ejemplo puede recibir información sobre el control de la fertilidad sin ir a la cárcel por ello, puede iniciar un negocio, pedir un préstamo, tener propiedades, testificar en su propia defensa… Carmen, si quieres seguir en tu “CUEVA” sigue, pero yo quiero seguir conservando todos estos derechos y alcanzar algunos más, los quiero para mí, para mi hija y, también para la tuya.
      Nuestras niñas y niños tienen afortunadamente una familia extensa que les da la cobertura necesaria para desarrollarse plenamente, lo que no cubre un padre o una madre lo suple una abuela, un tío o una prima ¡Vamos lo que viene siendo tradicionalmente una familia andaluza!
      Sé que tu enfado sobre el histórico 8 de marzo que hemos vivido hace dos días ha podido contigo y te ha llevado a utilizar la WEB de un IES público, laico y aconfesional para hacer tu propaganda perversa y ruin, copiando y pegando un panfleto de una WEB católica y ultraconservadora, y lo único que añadas de tu cosecha sea la palabra …FEMINAZI… Te recuerdo que existen muchos colegios privados que pueden satisfacer a la perfección tus necesidades éticas y morales, déjanos al resto que eduquemos a nuestras hijas e hijos en igualdad, equidad y justicia.

    5. Tras la lectura del texto de Carmen, propio del patriarcado más rancio, me veo en la necesidad de responder diciendo que he tenido la suerte de elegir para mi hija, consciente y libremente, un instituto público, con la convicción de que se le aseguraría una educación en igualdad de derechos y oportunidades entre hombre y mujeres. En una cuantas líneas esta señora ha querido cargarse más de 100 años de igualdad, y con la delicadeza de una lija nos culpa a las mujeres de todos los males del mundo.
      Desde aquí quiero dar las gracias a Rosa Parks, Clara Campoamor, Rosa de Luxemburgo, Emilia Pardo Bazán, Simone de Beauvoir, Concepción Arenal… y muchísimas más que lucharon por una sociedad más justa e igualitaria.
      Textos como éste no solo son ofensivos sino que también vulneran los derechos de todas las mujeres según se recoge en el artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 14 de la Constitución española.
      También es ofensivo por unir en una sola palabra el término “nazi” con el de “feminismo”, ya que es más propio del nacismo lo que ha escrito en su panfleto. No sé qué problemas puede haber en su familia, en la mía, familia homoparental, desde el principio está basada en el amor y en el respeto, igual que en la de mis hermanos y hermanas, heterosexuales, en las de mis amigas monoparentales, en las reconstituidas de mis vecinos, es decir, en todos los modelos de familias de la que forma parte el alumnado de nuestro instituto.
      Como cualquier otra madre o padre, deseo para mi hija que sea feliz, que se cumplan todos sus sueños y, que tenga la posibilidad de realizarse tanto profesional como personalmente.
      La tasa de desempleo del 50% entre los jóvenes y el problema de la droga, no es culpa de las madres, sino de los narcotraficantes y de un capitalismo depredador y salvaje, y han sido las madres las que con tesón y coraje, aún a riesgo de su propia vida, se han enfrentado a éstos, véanse las madres gallegas.
      Bueno para terminar, quiero decir que la página WEB de un IES público, laico y aconfesional, no es el sitio más adecuado para subir un artículo de una WEB católica, lo único de su cosecha ha sido el párrafo de “…feminazi…”, una triste pena.

    6. Tiene usted razón en que la tildarán de machista.
      Haciendo referencia a la prehistoria, época que usted domina según ha demostrado, el término machista no existía aún y es por ello por lo que no eran machistas, ¿No?.
      Yo la tildo de retrógrada y cavernícola.

      Usted ha mencionado a “Dios”, diciendo que es el único capaz de saber quién cuidará a los hijos de esas madres que vayan a trabajar, aunque….¿No es un poco contradictorio hablar de pseudobiología cuando ese mismo “Dios” le ofrece una explicación diferente? Supongo también que usted no contempla la decisión personal sobre la elección del género, ya que debe aceptarse junto con su rol para bien o para mal, pero…¿Es por “Dios” o por genética? ¿”Dios” o la Biología? ¿Cómo se decide?
      Todos conocemos esa “Historia” que dice que la mujer trajo el pecado al mundo e hizo que se expulsara a Adán del paraíso.
      La mujer es mala, culpable de todas las desgracias, entiendo que por eso no habla del hombre cuando menciona las causas de la aparición de hijos locos, drogadictos, atormentados etc. Tiene sentido.
      Permítame señora tambíén recordarle, sólo recordarle, ya que usted ha dejado claro que es una entendida en historia, que esos movimientos feministas que usted comenta no surgieron en el Siglo XX, sino antes. Tanto es así que ya en 1893 las mujeres podían votar en Nueva Zelanda. Honestamente no creo que fuera porque “Dios” y sus “representantes” en la Tierra, así lo decidieran o lo propusieran.
      Debo decirle, señora, que la huelga del día 8 de Marzo fue apoyada por la gran mayoría de los estudiantes, siento que no todos dispongamos de unos padres tan responsables y sabios como usted, y que ellos sean los culpables de las familias con problemas. Es lo que tiene no acatar los esquemas sociales y familiares que usted y algunas instituciones tratan de imponer. ¿No es así?

      No creo que deba escribirle mucho más ya que simplemente con leer su comentario, los lectores podrán ver la cantidad de incoherencias, falacias, sí, falacias que usted usa y las faltas de respeto que usted comete mediante argumentos sin base, que son meramente opiniones, y que precisamente por eso, no debo respetarlas. Así que vuelvo a decir; cavernícola y retrógrada.

      Concluyendo le repito que la huelga fue apoyada por la mayoría de alumnos, doy por hecho que entre ellos no se encontrará un/a hijo/a suyo, ya que entonces mostraría una vez más su incoherencia.
      Es cuanto menos irónico que yo desde mi “rol masculino” y con 16 años, tenga más empatía y sea más consciente de la realidad social que viven muchas mujeres aunque a usted no le afecte, o que defienda la igualdad que usted como mujer debería defender, si no es para sí, para el resto.
      Déjeme creer que un mundo mejor es posible.

      José Pérez, 16 años. Hijo de un padre y una madre, de una madre y un padre.

    7. Señora, quizás sin la propaganda “feminazi” usted no sabría redactar ese mensaje, ya que se consideraría más productivo que hiciera tareas como planchar, fregar o cuidar de sus hijos. No creo que contralgumentarla sea necesario, simplemente hay que enseñarla puesto que se ve que está realmente desinformada. No quiero que usted cambie su pensamiento, solo quiero que recapacite la poca esperanza de estos.

    8. Estimada Sra. Mellado, ahora que sé que estas palabras no son suyas me quedo más tranquila, sólo las ha copiado de una página católica, que las publicó hace 4 días y que a su vez las había sacado de un artículo de 2013 publicado en un blog “enfemenino”.
      Espero, que como dice el Primo de Sócrates sea posible que se deje enseñar, porque está desinformada o parcialmente informada.
      No me extenderé pues los otros comentarios ya le dicen suficiente y lo han hecho con mucho más respeto y educación de la que ha empleado usted. Espero que se tome su tiempo en leerlos.
      Me quedo con la parte de que este modelo de familia es antinatural y le invito a reflexionar sobre lo natural que es que un mamífero tome leche de mamíferos de otras especies después del destete, o que nos desplacemos a más de 15 km/h, o que un animal terrestre ponga un pie en la luna, o que se pinche insulina , o que se hable por teléfono, o que miles de kilómetros cuadrados tengan una sola especie vegetal creciendo en ellos; todo esto no es natural, pero tal vez viva bien y le guste todo eso tan antinatural y fuera de toda evolución biológica, si hemos salido de las cavernas ha sido con todas las consecuencias y la capacidad de adaptación de nuestra especie es tan alta que ese comentario que ha copiado no tiene sentido en estos tiempos.

    9. Extimada Carmen , le diría muchas cosas, que al leer su comentario, se me vienen a la cabeza, pero como todos ellos son coincidentes con los ya expuestos y publicados , no voy a ser repetitiva . Más que nada para no aburrir.
      Pero quiero que quede claro que he elegido libremente que mi hijo curse sus estudios en un instituto publico donde la igualdad es añadida con total normalidad a la calidad de la enseñanza,
      Está usted equivocada y es una pena , pero aún está a tiempo de rectificar, si no lo hace por usted , se podría plantear hacerlo por sus descendientes.
      Puede que tal vez la eleccion de este centro no se adapte a sus arcaicos valores, pero sepa que el mundo no puede pararse para que usted se baje, pero tal vez en algún recóndito lugar exista un centro donde al leerla le hagan la “ola”, la animo a que lo busque y lo encuentre y así todos tan contentos.

      Sílvia recibe todo mi agradecimiento y mi admiración por la labor que desempeñas. No te rindas y continúa por ese camino .

  2. Carmen Mellado, tu comentario me suscita algunas dudas… ¿Qué pasa si me caso con una mujer, debería contactar con mi vecino varón para que actuase de “proveedor”? ¿Y si no quiero tener hijos, o si no quiero casarme?
    Verdaderamente me entristece pensar en tu concepto de familia, pero si tu modelo de familia ideal es uno en el que la mujer está dedicada a su hogar y no a su felicidad, entonces prefiero no tener familia, para eso ya están las jaulas.

    En cuanto a los divorcios, ojalá más matrimonios fuesen sinceros, ojalá solo perdurasen las parejas que se respetan y funcionan, y no siguiesen conviviendo en una discusión constante por el miedo o la pereza de anular un compromiso que hicieron hace años. Celebro que haya cada vez más parejas que abracen los cambios, que acepten que un matrimonio no es algo eterno y que no tiene sentido prolongarlo si no funciona.
    Familias “estables, seguras, sólidas”… Ojalá no caer nunca en el pozo de la estabilidad.

    Dicho esto, solo puedo alegrarme de haber nacido en una familia que nunca ha cuestionado mi capacidad o libertad, que haya permitido que desarrolle un pensamiento crítico, y siento que muchas mujeres no hayan corrido la misma suerte. Mi madre no ha dejado de trabajar, no se ha divorciado y yo no soy una hija atormentada ni drogadicta, pero si quieres buscar una relación entre esos hechos que no existe, tú misma.

    Ya es hora de salir de las cavernas.

  3. Querida Carmen, me duelen tus palabras, más que por mí por ti, al ver el concepto de mundo que te has o te han creado.
    La invisibilidad de la mujer en la historia o el desconocimiento de ella, quizás te haya llevado a pensar que desde sus orígenes hemos sido única y exclusivamente meras paridoras y cuidadoras de hijos, y es normal porque la historia del mundo ha sido escrita por hombres que, desde su androcentrismo, han ignorado a la mujer.
    En tu perorata desde las cuevas hasta hoy te saltas de un plumazo 2.5 millones de años donde la mujer ha tenido un papel muy importante.
    Verás, para empezar decirte que en la prehistoria la sociedad era más igualitaria que la sociedad moderna, ellas no solo cuidaban hijos, también se dedicaban a la caza menor, a la pesca o a cultivar el campo. Como curiosidad decirte que las mujeres hicieron la mayoría de pinturas rupestres de España. En el Neolítico la mujer es la que inventa la cerámica que utiliza para conservar alimentos o agua, curte pieles que utiliza además de para abrigarse para construir tiendas y cabañas, hace artesanía con la lana de los animales, posiblemente fue la primera en hacer observaciones astronómicas y, hay quien le atribuye a la mujer la elaboración de los poemas.
    Y así siglo tras siglo la mujer no dejará de tener presencia en los medios productivos, seguirá cultivando la tierra, será comerciante, partera, maestra, vendedora, lavandera, nodriza, actriz, las más numerosa se colocarán en el servicio doméstico y algunas ¡OH! serán, por desgracias, prostitutas.
    Si quieres volvemos ya al siglo XX, al movimiento feminista, que nace con objeto de luchar por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y para cuestionar la dominación y la violencia de los varones sobre las mujeres.
    El feminismo ha traído importantes cambios para parte del mundo; en muchas sociedades la mujer ha logrado el acceso a la educación, a la cultura, al ejercicio del derecho al sufragio, a la protección de sus derechos sexuales, por ejemplo puede recibir información sobre el control de la fertilidad sin ir a la cárcel por ello, puede iniciar un negocio, pedir un préstamo, tener propiedades, testificar en su propia defensa… Carmen, si quieres seguir en tu “CUEVA” sigue, pero yo quiero seguir conservando todos estos derechos y alcanzar algunos más, los quiero para mí, para mi hija y, también para la tuya.
    Nuestras niñas y niños tienen afortunadamente una familia extensa que les da la cobertura necesaria para desarrollarse plenamente, lo que no cubre un padre o una madre lo suple una abuela, un tío o una prima ¡Vamos lo que viene siendo tradicionalmente una familia andaluza!
    Sé que tu enfado sobre el histórico 8 de marzo que hemos vivido hace dos días ha podido contigo y te ha llevado a utilizar la WEB de un IES público, laico y aconfesional para hacer tu propaganda perversa y ruin, copiando y pegando un panfleto de una WEB católica y ultraconservadora, y lo único que añadas de tu cosecha sea la palabra …FEMINAZI… Te recuerdo que existen muchos colegios privados que pueden satisfacer a la perfección tus necesidades éticas y morales, déjanos al resto que eduquemos a nuestras hijas e hijos en igualdad, equidad y justicia.

  4. Tras la lectura del texto de Carmen, propio del patriarcado más rancio, me veo en la necesidad de responder diciendo que he tenido la suerte de elegir para mi hija, consciente y libremente, un instituto público, con la convicción de que se le aseguraría una educación en igualdad de derechos y oportunidades entre hombre y mujeres. En una cuantas líneas esta señora ha querido cargarse más de 100 años de igualdad, y con la delicadeza de una lija nos culpa a las mujeres de todos los males del mundo.
    Desde aquí quiero dar las gracias a Rosa Parks, Clara Campoamor, Rosa de Luxemburgo, Emilia Pardo Bazán, Simone de Beauvoir, Concepción Arenal… y muchísimas más que lucharon por una sociedad más justa e igualitaria.
    Textos como éste no solo son ofensivos sino que también vulneran los derechos de todas las mujeres según se recoge en el artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 14 de la Constitución española.
    También es ofensivo por unir en una sola palabra el término “nazi” con el de “feminismo”, ya que es más propio del nacismo lo que ha escrito en su panfleto. No sé qué problemas puede haber en su familia, en la mía, familia homoparental, desde el principio está basada en el amor y en el respeto, igual que en la de mis hermanos y hermanas, heterosexuales, en las de mis amigas monoparentales, en las reconstituidas de mis vecinos, es decir, en todos los modelos de familias de la que forma parte el alumnado de nuestro instituto.
    Como cualquier otra madre o padre, deseo para mi hija que sea feliz, que se cumplan todos sus sueños y, que tenga la posibilidad de realizarse tanto profesional como personalmente.
    La tasa de desempleo del 50% entre los jóvenes y el problema de la droga, no es culpa de las madres, sino de los narcotraficantes y de un capitalismo depredador y salvaje, y han sido las madres las que con tesón y coraje, aún a riesgo de su propia vida, se han enfrentado a éstos, véanse las madres gallegas.
    Bueno para terminar, quiero decir que la página WEB de un IES público, laico y aconfesional, no es el sitio más adecuado para subir un artículo de una WEB católica, lo único de su cosecha ha sido el párrafo de “…feminazi…”, una triste pena.

  5. A la persona que se encarga de filtrar los comentarios, ¿ Me podría aclarar porqué el mío no ha sido publicado aun habiendo sido escrito con anterioridad a los ya expuestos ?

    Esperando su contestación, gracias.

  6. Me identifico totalmente con los comentarios constructivos que han hecho las distintas personas a la señora Carmen Mellado. Sorprendida por encontrar una persona de pensamiento unico y fuera de la realidad social actual, en una comunidad educativa pública,y un Centro Educativo que me consta de su buen hacer en la formacion integral de su alumnado en Derechos Humanos y pensamiento crítico, plural y democrático, sólo me queda desear que sus hij@s puedan liberarse de esa mentalidad trasnochada, caduca, intransigente y desacertada. Y por favor actualice su formación en Prehistoria. El papel de la mujer en la Prehistoria no era ese que usted le adjudica. La mujer tenía un papel productivo y creativo no sólo reproductivo. Y también actualice su formación sobre la tesis reduccionista de la supremacía biológica,
    actualmente cuestionada . Espero que estos comentarios le sirvan a usted para repensar su visión de la mujer y podamos haber contribuido a seguir avanzando en el respeto, equidad, libertad,justicia consolidacion de los Derechos Humanos.

  7. Llevo un rato intentando darme una explicación sosegada sobre por qué existen personas que piensan, hablan y/o actúan de manera semejante a la que nos está impulsando a escribir nuestras indignadas y perplejas respuestas.
    Después de darle muchas comparto con vosotres mis reflexiones:

    1. En primer lugar quiero darle las gracias a Carmen y a todas esas personas a las que me refería antes, porque sinceramente he llegado a la conclusión de que están en el mundo para ayudarnos a ser conscientes de lo que NO DEBE SER. Es decir, cuando el ser humano, motivado bien por el miedo, la frustración, el fanatismo religioso, la envidia, la ignorancia o vete tú a saber… muestra la decadencia del propio ser a través de sus manifestaciones (sean actos o palabras), a veces de manera claramente terrorífica y otras de forma más sutil como ésta, hace ver de forma cristalina a la gran mayoría que ese no es el camino, nos hace conscientes de nuestras miserias y como reacción sacan lo mejor de nosotres. Por lo tanto, debemos agradecer a estas personas que nos muestren el camino a “no seguir” para que nuestra sociedad siga evolucionando.

    2. Por otro lado, me resulta gracioso que se nos culpe a las mujeres del estado decadente de la sociedad y la juventud a estas alturas, creí que eso ya había quedado claro con el pecado original: malvadas mujeres que sólo pensamos en nosotras y en nuestra evolución, salpicando al resto de seres que nos rodean con nuestro egoísmo y condenándolos a una vida eterna de penurias….

    3. Bromas aparte, como mujer adulta e independiente, quiero resaltar que nadie (por desgracia) me ha enseñado jamás a querer ser algo más que madre o a no depender de un proveedor para ser feliz: a pesar de ello nunca he dudado de que quería ser una persona capaz y completa, autosuficiente a todos los niveles. Creo que nadie puede dudarlo si lo que pretende es crecer y evolucionar, no necesitamos que nadie “nos convenza” de que así debe ser: es una cuestión de sentido común, de afán por ser todo lo mejor que podamos ser. Si Carmen carece de este sentido, me parece respetable, es libre de vivir como quiera, pero no voy a tolerar que nadie insulte mi inteligencia dándome lecciones basadas en la “época de las cavernas”.

    4. Por último, Carmen, no sé si tiene hijas y si las tiene de qué edad, pero sinceramente si leyera un comentario como éste de mi madre me sentiría profundamente avergonzada. Quizás una charla con su/s hija/s si las tiene le vendría bien, puede que ella/s tengan mucho que enseñarle. Le doy este consejo sincero para que empiece un nuevo camino, el camino que sí que debemos seguir: el de la igualdad, el sentido común, la evolución y del respeto al prójimo como a uno mismo.
    Saludos.

  8. Querida Silvia y profesorado de Las Encinas:
    Aplaudo y me solidarizó con vuestro esfuerzo y vuestra implicación para hacer posible un mundo más justo e igualitario.
    Los dogmatismos religiosos y la propaganda católica que algunas personas defienden y además quieren imponernos, deben quedar en el ámbito de lo privado, tan privado como la practica del masoquismo, el uso del cíngulo, el rosario fe la aurora o el practicar un mantra hindú. Cada cual en su vida privada puede creer en las diosas y dioses que le apetezca y realizar los rituales de la secta a la que pertenezca.
    Pero yo, como muchas madres y padres queremos para nuestras hijas e hijos una educación laica, de respeto a todas las elecciones de relaciones humanas, de igualdad de oportunidades, de valores solidarios, de defensa de nuestra naturaleza y de actuar con ética y justicia, como la que lleváis a cabo el Las Encinas.

    NOSOTRES, (gracias por la palabra al coro Crecer cantando), madres y padres comprometidos con estos valores, apoyamos vuestra labor, implicación y coraje.

    Y Silvia , me solidarizó contigo, si alguien quiera insultar con una palabra inventada por misóginos , machistas y cobardes, te digo lo mismo que a mi hija cuando se queja de que la llaman feminaci.:No te preocupes que lo que significa para nosotras es “feminista de nacimiento”

    Y ahora, con mas ímpetu, cómo decía el poeta. ¡¡¡A galopar!!!

    Araceli Miguez

  9. Puesto que todos los comentarios anteriores han explicado mejor de lo que yo podría haberlo hecho mi opinión sobre su comentario, tal vez hay algo que se han saltado por alto y al que no le han dado la suficiente importancia, pero aún estando ya en el siglo XXI seguimos usando términos como el que usted menciona en su comentario, FEMINAZI. El término feminazi se empezó a emplear (y aún se hace, por desgracia) para designar a una mujer con actitudes de feminista radical. El término en cuestión está formado por dos palabras: femi (fémina) y nazi (nazismo), y le voy a explicar el por qué está utilizándolo incorrectamente (y ofensivamente): el nazismo es un movimiento antiliberal, político y racial que surgió en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que para empezar, es INCORRECTO usar ese término en este ámbito. ¿Por qué? Precisamente, el feminismo es un movimiento que busca la libertad, la igualdad, la equiparación de derechos… completamente contrario al antiliberalismo. Segundo, el feminismo NO es un movimiento politizado, y una de las razones es precisamente porque la política es también machista. Que el feminismo estuviera politizado por les que lo manifestamos sería una total contradicción. Por último, el nazismo es un movimiento RACIAL, ya que fue un movimiento que buscaba reunificar a los pueblos de raza alemana en una sola gran nación declarando así que la “raza” alemana era la raza superior, y que todo aquel/la que no fuera alemán era un “humano inferior” y debía ser exterminado. El feminismo NO busca la exterminación de NADIE, el feminismo busca la IGUALDAD. En ningún momento se distingue entre blanc@s, negr@s, del norte, del sur, porque TODES somos IGUALES, y todes luchamos por lo mismo. Así que, después de haber aclarado un poco el por qué el uso del término feminazi está mal, le pido como alumna la cual espera un futuro en el que todes tengamos los mismos derechos y en el que estos temas salgan esporádicamente como algo que sucedió, que por favor se informe de lo que es el movimiento feminista antes de hacer ningún comentario como el que ha hecho, que se informe de los significados de estas palabras que tanto malinterpretamos y que, si tiene hij@s, por favor les eduque en la igualdad y no en los roles de género. Porque le recuerdo que vivimos en el siglo XXI, no en la época de las cavernas.

  10. Que cada uno piense cómo y lo que le dé la gana, Carmen (persona que desconozco) es libre de pensar lo que quiera. Al igual que todos los que estáis comentando. No presionéis a nadie. Siempre he creído que la salud y el respeto es lo primero.

    1. Señora, verdad que cada uno es libre de comentar lo que quiera, así que bueno…no me presione, y opine usted, deje clara su postura sobre el debate, que como bien dice también es salud.
      Gracias.

  11. Puesto que la argumentación de Carmen Mellado en contra del feminismo está tomada íntegramente (salvo el insulto final) de una web católica y ultraconservadora, sólo quiero resaltar la responsabilidad de la Iglesia en la manipulación de la historia para someter a la mujer y que ésta parezca inferior al hombre. Afortunadamente, el Papa Francisco I ha querido impulsar a la Iglesia a reflexionar sobre la dignidad de la mujer revisando la historia y admitiendo, por ejemplo, que María Magdalena no era prostituta sino una apóstol de apóstoles. Sin embargo, la resistencia (¿o el miedo?) de esta institución a reconocer la igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres es proverbial; de ahí la utilización de argumentos falaces tales como la herencia genética para justificar lo injustificable. Lo peor de todo es que aún este sector más conservador de la Iglesia tiene predicamento en la sociedad y encuentra quien los represente incluso en los centros públicos.

  12. Quiero defender el derecho de la persona cuyo comentario está siendo objeto de réplica, a decir lo que piensa, por incomprensible que nos pueda resultar a muchos su opinión y animar a quienes puedan tener puntos de vista semejante, a expresarlo por este medio, porque entiendo que ese es el propósito de quienes han tenido la magnífica idea de poner este foro de diálogo a disposición de nuestra comunidad educativa. Lástima que acabe descalificándose a si misma por lo insultante de sus expresiones finales. En contra de lo que dicen algunas de las personas que me han precedido, creo que ni siquiera la utilización del término “feminazi” es original. La vengo escuchando en los últimos tiempos con demasiada frecuencia procedente de lo más granado de nuestra sociedad política y mediática.

    Pero quisiera añadir una pregunta dirigida a quien tiene tanto conocimiento de genética. ¿Sabe usted quien fue Rosalind Franklin?. Sus descubrimientos en el campo del ADN dieron lugar al uno de los avances científicos más importantes de la historia: la fotografía 51. Esta mujer, murió a los 37 años a consecuencia de la exposición a la radioctividad sin haber obtenido el reconocimiento que merecía (otros hombre obtuvieron el premio Nóbel atribuyéndose su descubrimiento como propio). Algo parecido le ocurrió a Marie Curie, descubridora del radio junto a su esposo Pierre. Si estas mujeres hubieran obedecido los designios de “ley natural”, tal vez hubiese sido más difícil que, hoy en día, un ama de casa, o una mujer trabajadora, o sus hijos, puedan recibir en un hospital o centro de salud el diagnóstico de un profesional (posiblemente una mujer) que es capaz de localizar el punto exacto de la rotura de un hueso, propiciando su curación o incluso diagnosticar una enfermedad grave, salvándole la vida.

    Más respecto hacia las mujeres (y hombres) que a pesar de sus errores, propugnan y luchan por una sociedad más justa, contra la resignación y el derrotismo.

  13. Como ex alumna del IES Las Encinas debo decir que me resulta realmente ofensivo el comentario de Carmen Mellado. Y es que gracias a este centro PÚBLICO, LAICO y ACOGEDOR para cada uno de sus alumnos yo me di cuenta por primera vez de que estaba siendo víctima de violencia machista con tan sólo 13 años, y gracias a ellos conseguí salir de esa relación tóxica que me estaba convirtiendo en un mero objeto sumiso ante la posición de poder masculina que me dominaba (el que yo sea capaz de admitirlo hoy en día sin tapujos también es un mérito que puede atribuirse este instituto, en el que se han respetado todos los discursos que no fomentaran el odio y otras faltas de respeto durante todos mis años como estudiante). Creo que tanto el recorrido de la comunidad educativa como el del conjunto de alumnos en este merecen algo mejor que una crítica en la que se intenta desacreditar a una profesora con el calificitavio “feminazi”, y más aún si este se utiliza para designar a las mujeres con hijos que luchan día a día contra todas las adversidades para que su trabajo (ese que, recordemos, les llena de satisfacción y realización personal tanto como podría hacerlo un hijo) sea visto con buenos ojos por el resto de la sociedad. Carmen Mellado, usted no ha querido salir de la caverna. Usted todavía no se ha dado cuenta de que las mujeres no se definen por su labor como madres, o como hermanas, o como abuelas o primas. En su discurso (infectado por el machismo más rancio) está dejando de lado a las mujeres que no quieren ser madres, a las que no pueden, a las que no tienen los recursos necesarios para serlo. Está usted tachando de “radical” a un feminismo que cada día se abre más a la interseccionalidad que usted misma rechaza de manera absoluta al crear este mensaje en un foro de un instituto público. En conclusión (y sin poder decir que respeto su posición ante este tema) opino que usted va totalmente en contra de los ideales de respeto, igualdad, justicia y solidaridad que (con todo mi orgullo) puedo decir que he aprendido del IES Las Encinas y toda la comunidad que lo conforma.

    1. Hola Julia, creo que no nos conocemos. Soy Silvia Requena, profesora del IES Las Encinas y actual coordinadora del Plan de Igualdad. Sólo quería decirte lo valiente que eres por tu testimonio, y decirte que #amítambiénmehapasado. Por desgracia, en la época en la que yo estudiaba no existía el Plan de Igualdad, nadie nos hablaba sobre lo tóxico y nocivo del concepto del amor romántico que nos transmiten, nadie nos hablaba de las señales de alarma ante una relación de dependencia emocional, que el amor no lo puede todo, ni nos enseñaban qué significa quererse bien. La violencia machista sigue siendo una de las grandes lacra, no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo, y es una de las razones por las que el 8 de marzo nos manifestamos mujeres (y hombres) de todo el mundo. Es necesario enseñar en respeto e igualdad, es necesario que la sociedad al completo adquiera la responsabilidad de educar en el respeto : madres y padres, centros educativos, medios de comunicación… Es necesario aprender a amarnos de una forma más sana, sin roles de género, ni jerarquías, ni juegos de poder, desprogramarnos y reeducarnos. Así que, de nuevo, Julia, eres una valiente por salir de esa relación y por dar tu testimonio.
      En cuanto a la Sra. Mellado, poco me queda que decirle tras las respuestas vertidas aquí. Sólo comentar, al hilo del porcentaje de divorcios, que quizá una de las razones se deba a que la mujer no necesita mantenerse sumisa, tiene independencia y , si no lo desea, no tiene por qué soportar una relación de infelicidad.
      Por último, comentarle que emprenderé, junto con el centro,las acciones legales oportunas para que este profundo ataque a un Derecho Universal como es la IGUALDAD no quede impune.

  14. Voy a intentar ser breve y concisa con mi comentario. No pretendo ofender a nadie, pero si alguien se siente ofendido/a con él, la culpa es suya y sólo suya y no puedo disculparme.

    En primer lugar, Carmen, me gustaría ver algún día un artículo científico (no financiado o patrocinado por el Opus y la Iglesia) que avale su argumentación. Una investigación que pueda afirmar rotundamente que el hecho de que mi abuela, mi madre, yo, mi hija, mi nieta y sucesivas frieguen, va a condicionar GENÉTICAMENTE a descendientes futuras a ser campeonas mundiales de limpieza con fregona. La argumentación “biológica” se ha usado siempre pata denigrar a negros, gitanos, homosexuales, transgéneros, y tantos otros, incluso a los pobres. Parece que la biología, como la historia, queda bajo la batuta del hombre blanco hetero de clase alta. No voy a entrar masa esto porque no lo veo necesario.

    Por otro lado, no. A quienes están diciendo que respetemos la opinión de Carmen, NO TODAS LAS OPINIONES SON RESPETABLES. No voy a denunciar a nadie por ello, pero no puedo respetarla. Igual que no considero que merezca mi respeto la idea de que deberíamos quemar a todos los judíos, no respeto la idea de que la mujer deba quedar relegada a la cocina y los cuidados.

    En fin, Silvia, mi más sincero apoyo. Yo estuve en el 8M, y realmente hicimos historia. Sólo espero que esta historia no la escriba el hombre blanco hetero de clase alta.

  15. Estimadas y estimados,

    soy Margarita Sánchez Romero, profesora de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, llevo casi 20 años estudiando el papel y la identidad de las mujeres en la Prehistoria y me duele enormemente que se sigan utilizando estas poblaciones del pasado para justificar las desigualdades entre mujeres y hombres en la actualidad, no es científico, no es justo y no es verdad. Os envío el enlace de una web en la que llevamos trabajando más de 10 años investigadoras de toda España precisamente para romper con tópicos e ideas preconcebidas http://www.pastwomen.net
    Así mismo estaré encantada de explicar con más detenimiento los aspectos mencionados. Un abrazo

    1. Suscribo las reflexiones y comentarios de respuesta a la señora Carmen Mellado. Reflexiones inteligentes, racionales, lúcidas, argumentadas y respetuosas, lo que contrasta con la opinión -aunque al parecer no es de ella- y el insulto final de la señora Mellado.
      Desde aquí todo mi apoyo a mi compañera Silvia Requena y a todos los que hacen posible una educación en igualdad, desde el respeto profundo a los derechos humanos. Esa educación es la única que puede generar y sostener una vida personal y social sana.
      A Margarita Sánchez Romero le doy las gracias, en mi nombre y en nombre del Departamento de Ciencias Sociales, Geografía e Historia del IES Las Encinas, por su ofrecimiento para explicar con más detenimiento los aspectos en cuestión.
      Un saludo a todas y todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *